VISITAS

lunes, 21 de octubre de 2013

Intercambio Epistolar II

Continuación de http://tiemposmodernos1.blogspot.com.ar
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                             13 de Octubre de 1956

Querido Mateo:
               He dudado mucho en responderle su carta. Pienso en muchas ideas acerca de cómo continuará nuestra historia. Le he dicho lo que está ocurriendo, como usted lo reconoce  pero no entiendo ¿cómo es que no me ha hecho caso? ¿Porque no pensó en los dos?  Realmente los días pasan, y todos mis sueños imaginados con usted los veo derrumbarse día tras día, noche tras noche.

                Dicen que al verdadero amor se lo espera el tiempo necesario pero ya empiezo a darme cuenta que estas frases hechas e instaladas en el alma de los idealistas, ya no tienen mucho sentido.
                Usted está inmerso en sus propias ideas, que sin juzgarlas, nada tienen que ver conmigo. No solo eso, sino que hasta suele equivocarse mi nombre, logrando apretar aún más el nudo generado en mi corazón, que hasta este momento solo latía al ritmo del amor que siento  por usted pero al ver como recuerda mi gracia, solo logra estremecerse al punto de asfixiar y paralizar mi ser.

                Estoy pensando realizar un viaje, mi viaje. El que usted se niega a vivir también…el que ha rechazado en más de una oportunidad por sus convicciones políticas. Este viaje va a marcar un crecimiento personal y quizá una nueva vida.
                Realmente no se puede obligar a un corazón entrar donde él no quiere ingresar. Y por más que usted declare su amor por mí, las palabras se las lleva el viento.
    
                Hoy elijo dejar de lado la idealización y ser más objetiva en el amor…hoy pienso en mis sueños. Aquellos sueños que podrían haberse compartido con usted si no tuviera la avaricia de satisfacer solo sus deseos, anulando la puesta en común de sueños compartidos y creados a la par.

                Si algún día llega a estar con Elena, le pido que me lo comunique solo por el simple hecho de confirmar mi intuición femenina y sentir que  la cordura permaneció en mí hasta el último día, porque sé en lo más profundo de mi alma, que así será.

 Ojalá sea feliz… yo lo intentaré.

Pd: lo amé con todo mí ser.

                                                                                   Ate. Ofelia R.

1 comentario:

  1. ¡Hola! Tienes un blog maravilloso, enhorabuena.

    Te paso el mío, una webserie en Internet con la que estamos empezando y publicamos nuevo capítulo cada jueves.

    Es: www.hermanassomosnosotras.com

    Espero que te guste y, si es así, difunde entre tus amigos y conocidos... ¡Mil gracias!

    Manu S.

    ResponderEliminar